Descripción

La Vía Ferrata forma un itinerario vertical y horizontal, equipado con diverso material: clavos, grapas, presas, pasamanos, cadenas, puentes colgantes y tirolinas, que permiten el llegar con seguridad a zonas de difícil acceso para senderistas o no habituados a la escalada. La seguridad corre a cargo de un cable de acero instalado en toda la vía. Dicen que desde lo alto todo es diferente, que puedes descubrir rincones paradisíacos invisibles desde abajo y que, con el mundo a tus pies, sientes una emoción que sólo se concibe en las alturas.

Lo más importante es ir seguro en cada paso, por tanto no se ha de hacer las cosas deprisa. En la montaña toda seguridad en poca y por tanto, habrá en todo momento un guía que se encargará de la seguridad de cada integrante del grupo. Avanzando con pie y manos sobre escalones o sobre los peldaños de hierro e ir pasando el disipador por el cable de vida. Esto es lo básico. A veces no hay peldaño de hierro, así que se tendrá que usar la roca directamente.

Divertida y excitante aventura en las alturas…